sábado, 18 de septiembre de 2010

Las Multinacionales



La globalización de la economía y el desarrollo del capitalismo financiero en los últimos años del siglo XX hicieron que friera esta última la modalidad que más se extendiera. Para evitar competencias molestas, controlar los mercados e imponer los precios a su conveniencia, las grandes multinacionales potencian todo lo que pueden el proceso de concentración y acumulación de empresas diversas. Así unas pocas firmas, ya sea directamente o a través de sus filiales, han conseguido dominar la producción a escala mundial en algunos sectores formando auténticos oligopolios.

Los países menos desarrollados donde se instalan las multinacionales se benefician de sus inversiones y del empleo que crean. En estos espacios, sus trabajadores perciben unos salarios más bajos que los que cobrarían si desempeñaran esa misma tarea en un país desarrollado, pero más elevados que los de las empresas de la zona. Por estos motivos, estos países a menudo compiten entre ellos para ser los que acojan las fábricas de estas empresas, ofreciéndoles fundamentalmente ventajas fiscales

Papel de las multinacionales

La extensión de la globalización de la economía internacional desde finales del siglo XX ha permitido la consolidación de las empresas multinacionales. A comienzos del siglo XX, en el mundo hay unas 85.000 empresas multinacionales con más de 900.000 empresas filiales y 54 millones de empleados directos. Unas cifras que no paran de crecer. Desde 1983, el crecimiento económico de estas empresas ha sido el mayor de su historia, ya que se han beneficiado de la caída de las prohibiciones al comercio y a la inversión extranjera, y del abaratamiento de los costes de transporte y comunicaciones.

Las ventajas de estas organizaciones empresariales son: el provecho que obtienen de las diferencias de precios y de salarios entre los países en que se encuentran instaladas y los países a los que se dirigen los productos; el ahorro de impuestos por medio de complicadas estrategias de mercado; la proximidad a los potenciales clientes; y la obtención de información de primera mano sobre las actividades de sus más directos competidores. Aunque en los últimos años también han surgido empresas multinacionales en países emergentes, aun así las más grandes siguen perteneciendo esencialmente a Estados Unidos, Reino Unido, Japón, Alemania y Francia El poder económico de estas multinacionales está muy concentrado. Las 100 firmas más importantes de entre las aproximadamente 85.000 multinacionales suponen el 13 % de los trabajadores y el 14% de las ventas mundiales. Una multinacional como la General Motors tiene unos ingresos similares a la producción de Dinamarca Además, las multinacionales son las responsables de la mayoría de las inversiones que se realizan en el extranjero y, por tanto, del crecimiento de la economía mundial.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada